10 Tips para ser amable

Las 10 Tips para ser más amable

Hay actos que puede hacer por otros, pero que realemente lo van  a llenar de felicidad y salud a usted. En el dia mundial de este valor, algunos de ellos.

Ser amable también ayuda a desarrollar esa capacidad de autocontrol sobre los estados de ánimo. Además, los estudios científicos hecho por investigadores de la Universidad de Michigan en 2003 señalan que practicar la amabilidad prolonga la vida porque crea nuevas conexiones neuronales y estimula la producción de endorfinas. Todo esto lleva a un incremento de la sensación de bienestar.

Para ayudarlo a que se contagie por el espíritu del día mundial de la amabilidad, Semana.com consultó al profesor de felicidad Andrés Aljure para que hiciera una lista de acciones que cualquiera puede hacer en este día y en adelante. Estos son:

1. Sonría: La sonrisa puede llenar espacios que las palabras en ocasiones no llenan y transmite la sensación de compañía, de gusto por tener la oportunidad de compartir o identificarse con otros. Mientras un niño puede sonreír 400 veces al día, uno de cada tres adultos sonríe más de 20, y cerca del 50% de la gente devuelve la sonrisa a un extraño. También podría compartir su mejor chiste. ¿Por qué no?

2. Use siempre las palabras mágicas: y úselas con convencimiento frente a conocidos y desconocidos. Esas que abren mentes y corazones: por favor, gracias, perdón, con su permiso, a la orden, buen provecho.

3. Practique la cortesía: Junto con las palabras mágicas, salude y despídase mirando a los ojos. Responda las llamadas, no haga esperar y sea puntual.

4. Ceda el puesto. En la fila del supermercado, en la del cine, en el tráfico, en el transporte público, en la cafetería…

5. “Lance un piropo” : Como describe Ricard Santomá, decano de la Escuela de Turismo en ESADE, Barcelona: la joven que le dice a la señora, “está usted muy guapa” y ella le contesta, “a usted no le ha costado nada y a mí me ha hecho muy feliz”

6. Gaste algo de su dinero en otros: ya sea que le conozca o no. Ya sea un dulce, una bebida, un recuerdo, un libro, pagar un peaje… Estudios serios han mostrado que invertir en los demás genera niveles de bienestar y satisfacción que se sostienen mucho más en el tiempo que cuando se gasta en sí mismo.

7. Regale tiempo: Hacer una visita o compartir, para expresar cariño o tan solo para escuchar. Visite o llame a un enfermo o a una persona solitaria.

8. Practique la “Apreciatividad”: este término se entiende como la habilidad de ver el todo y seleccionar deliberadamente lo mejor y lo más preciado. Según Laura Isanta, co-fundadora del Instituto del Bienestar, sede Argentina. Aquí la pregunta clave es ¿Cómo quiere vivir su vida: buscando lo peor o lo mejor de la gente?

9. Sorprenda: Piense en algo totalmente inesperado y hágalo mañana en favor de alguien. Además de la satisfacción que genere en la otra persona, luego de eso, tome nota de lo que pasa con su estado de ánimo.

10. Realice una visita de agradecimiento: Para ello evoque el rostro de alguien que viva y a quien usted le esté muy agradecido. Luego escriba una carta de cerca de 300 palabras (una página) describiendo lo que esa persona hizo por usted y cómo le impactó. Hágale saber a qué se dedica ahora y menciónele que con frecuencia recuerda lo que esa persona hizo. Finalmente, busque a esa persona y léale la carta y luego de ello compartan los sentimientos que cada uno tiene por el otro.